La valoración de las Clínicas Dentales

Delyser Abogados > Blog > Derecho Sanitario > La valoración de las Clínicas Dentales

¿Cómo valorar mi Clínica Dental?

Situación actual en España:


Durante los últimos años, el sector odontológico ha sufrido un aumento desmesurado en nuestro país. En la actualidad existen, aproximadamente, unos 38.000 dentistas colegiados y más de 24.000 clínicas dentales registradas, lo que supone un gran aumento con respecto a años anteriores.

Con estas cifras, España tiene uno número de dentistas excesivamente alto en relación con su número de habitantes, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la existencia de 1 dentista por cada 3.500 habitantes y esas cifras son ampliamente superadas en nuestro país, que cuenta, aproximadamente, con 1 dentista por cada 1.200 ciudadanos.

En este escenario, si bien las clínicas privadas siguen representando una gran mayoría porcentual en España, hay que destacar el constante aumento de franquicias y aseguradoras en el sector dental.

Por otra parte, y como dato favorable a los titulares de clínicas dentales, hay que destacar el hecho de que siete de cada diez españoles adultos han visitado al dentista en el último año… como vemos, una oportunidad de actividad profesional importante.

En este escenario, la venta de clínicas dentales va a ser una situación común en los próximos años y en cualquier momento podemos vernos tentado, bien por la opción de comprar o por la de vender; por ello, debemos hacer un ejercicio de gestión fundamental: VALORAR CUÁNTO VALE NUESTRA CLÍNICA.

 

  • ¿Por qué debemos hacer una valoración?

Conocer cuánto vale tu negocio es fundamental, desde luego si se va a vender, pero independientemente de ello es un dato básico para la gestión y la toma de decisiones diarias y de inversión, aunque no tengas intención de venderlo.

 

  • ¿Cuándo debe hacerse la valoración?

En conexión con la respuesta anterior, deberíamos realizar una valoración todos los años, al acabar el ejercicio. Ese dato nos permitirá comprobar la evolución de la clínica, si se está produciendo un incremento en su valor y si las decisiones directivas que se han adoptado han sido las adecuadas.

 

  • ¿Qué tenemos que valorar?

En este apartado hay que ser muy objetivos y de inicio hay que buscar exclusivamente el auténtico valor de la clínica; un valor al que posteriormente, en caso de venta, se le podrá incrementar determinadas valoraciones relacionadas con la visión o posibilidades la clínica, trayectoria, ventajas competitivas, etc.… factores, estos que determinarán el precio de venta, en su caso.

 

Nos falta por explicar:

  • ¿Cómo valorar una clínica dental?

Las clínicas dentales, aunque tengan ciertas especialidades, deben valorarse, como cualquier otro negocio, todos tienen sus pequeñas especialidades y todos están marcados por circunstancias propias, pero todos ellos son susceptibles de valoración.

Existen diversos modelos en el mercado de valoración, por ejemplo, a través del descuento de los flujos de caja, que permite estimar la capacidad de la clínica de generar beneficios a lo largo de los próximos ejercicios. Otro es tener en cuenta el EBITDA (ingresos de la actividad, antes de intereses, impuestos y amortizaciones) y multiplicarlo por una cifra fija, (número de años aproximados para recuperar la inversión); este método suele generar discusiones por la dificultad que supone elegir ese coeficiente.

Personalmente, por mi experiencia en este sector, creo que el mejor método se aproximaría al que denominan «valoración por elementos». Es muy detallado y complejo pero aporta datos más reales. En este método, se hace un inventario de los activos y elementos existentes en la clínica y se valoran, no por su valor pendiente de amortizar, sino por el “valor de su sustitución” a precios de mercado. Igualmente se incorporan los costes de otros derechos como las licencias administrativas, obras, etc.. y se resta las deudas existentes. A partir de ese valor, entran en juego otros elementos como la «calidad de las fichas de los pacientes»; y, es que de nada sirve decir que una clínica tiene determinado valor por contar con 5.000 fichas de pacientes si estás han tenido un movimiento mínimo o inexistente en los dos últimos años. Igualmente podrán tenerse en cuenta el tipo de tratamientos realizados y la rentabilidad de los mismos.

Como vemos un trabajo arduo pero muy revelador que nos aportará conocer el valor de nuestra clínica.

Así pues, como conclusiones, podemos fijar que es necesario hacer esa valoración y que sería conveniente hacerla anualmente, si a nuestra profesionalidad sanitaria le queremos dotar de una profesionalidad en la gestión.

 

¿Quieres saber más información?

Si quieres más información acerca de cómo valorar tu Clínica Dental, contacta con nosotros y nuestros abogados expertos te asesorarán en lo que necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *